JXTC Kronos - шаблон joomla Новости

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Un juzgado de Málaga ha condenado a cuatro años de prisión a dos jóvenes que propinaron una brutal paliza a una mujer transexual en el polígono de Guadalhorce, informa el Observatorio Español contra la LGBTfobia.“Desde el Observatorio consideramos esta sentencia como ejemplar, en unos tribunales españoles que son poco dados a condenar con penas notables las agresiones a personas LGBT, y además reconociendo el agravante de odio, que aún estando en el Código Penal es aplicado por los jueces a cuentagotas”, ha declarado Paco Ramírez, director del Observatorio Español contra la LGBTfobia.Paco Ramírez agradece a la Fiscalía malagueña, especialmente a la fiscal especializada en Delitos de Odio en la provincia de Málaga, María Teresa Verdugo el trabajo efectuado para que se aplicara el agravante de odio por identidad sexual en este caso, ya que el Fiscal lo había ignorado en primera instancia”.“Esperamos que esta sentencia sirva de base para otros casos similares que se están juzgando en diversos tribunales españoles y que tanto fiscales como jueces dejen de temer aplicar los agravantes de odio consignados en nuestras leyes, única forma de luchar eficazmente contra los delitos de odio en nuestro país. Tenemos la esperanza de que por fin en España, agredir a una persona por su orientación sexual o su identidad de género, no constituya un delito menor con sentencias ridículas o incluso la gratuidad e impunidad de muchos agresores”, continúa Ramírez.“El nuevo Código Penal aprobado en 2015 ha solucionado muchas ambigüedades en la legislación anterior en caso de situaciones de agresiones en base al odio, aunque aún son necesarias más aclaraciones u otros instrumentos legislativos para un combate más eficaz y efectivo. Necesitamos mayor implicación para erradicar la lacra del odio en la sociedad española con la aprobación de un Protocolo específico de Actuación Judicial en casos que afecten a personas LGBT y otras minorías objeto de odio. Añadir a las condenas usuales un trabajo comunitario con las organizaciones de víctimas debería ser otro recurso más a añadir para corregir estos comportamientos inaceptables, y sobre todo para que la información y la cercanía mejore el conocimiento y la empatía con las vicisitudes y problemas que padecemos los grupos de víctimas en el día a día”, sostiene Paco Ramírez.Agrega que “aun así, la lucha contra el discurso del odio y los delitos de odio cometido por las nuevas tecnologías se están convirtiendo en un campo de batalla donde el odio campa a sus anchas, sin que las fuerzas de seguridad y la legislación lo esté controlando de una forma sistemática. Por ello no sólo pedimos, sino exigimos a las redes sociales como Facebook, Twitter y YouTube que se impliquen de forma más directa en la lucha contra el odio en el ciberespacio, y que impongan normas más estrictas para evitar contenidos de tipo racista, misógino, LGBTfóbo y cualquier otro contenido que promueva el odio protegiéndose en el anonimato y la impunidad, y eliminen en menos de 24 horas estos contenidos”. El gobierno alemán ha denunciado esta semana que la actuación de estas redes sociales en el borrado de contenidos denunciados, en este caso xenófobos, es muy desigual, siendo Facebook la más cumplidora con un borrado del 46 % de los contenidos denunciados, YouTube sólo borra el 10 % de los contenidos denunciados, y la red social que menos actúa en el borrado de estos contenidos es Twitter con un escaso 1 %”, manifiesta el director de StopLGBTfobia. Fuente extraída de: dosmanzanas.com