JXTC Kronos - шаблон joomla Новости

Los aspectos relacionados con la salud y la atención sanitaria a las personas transexuales, queda recogida en el Título II de la ley, que abarca los artículos 6 al 11.

En estos artículos se habla de la inclusión del tratamiento sanitario integral de la persona transexual, menores incluidos, en el sistema público canario de salud, aprovechando las unidades de referencia autonómica ya existentes. La Ley pretende garantizar tanto el derecho de los y las profesionales "a recibir formación específica de calidad en materia de transexualidad, así como el derecho de las personas transexuales a ser atendidas por profesionales con experiencia suficiente y demostrada en la materia", prohibiendo tratos vejatorios de la dignidad de la persona transexual como las 'terapias aversivas' o discriminatorios por razón de residencia, edad o incluso su orientación sexual, es decir, que los profesionales no podrán dejar de atender a alguien en la Unidad por ser gay, lesbiana o bisexual.

 

¿Significa esto que una persona transexual podrá ser operada gratuitamente a través de la Sanidad Pública Canaria?

La Ley recoge el derecho al tratamiento sanitario integral que abarca desde la valoración psicológica y el tratamiento hormonal hasta el tratamiento quirúrgico (mamoplastias, mastectomías, cirugías de reconstrucción genital). Con la entrada en vigor de la Ley se están produciendo cambios muy importantes, entre ellos, que ya están cubiertas por la Sanidad Pública en Canarias las mastectomías e histerectomías (en el caso de los hombres transexuales) y se han abierto las listas de espera para vaginoplastia, en el caso de las mujeres trans, lo que significa que con cargo a financiación pública ya se pueden acceder a estas intervenciones. El tiempo de espera para las mismas es variable. Para solicitar ser incluido-a en dicha lista de espera, deberá solicitarlo en la Unidad de Atención a las personas transexuales ubicada para la provincia de Las Palmas en el HUGC Dr. Negrín y en el Hospital Universitario de Canarias para las personas residentes en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Lo que pretende esta ley es que no exista discriminación por razón de identidad sexual a la hora de recibir los tratamientos médico-quirúrgicos recogidos en la cartera de servicios del sistema sanitario público.

 

¿Tienen derecho a hormonarse los-as menores transexuales?

Sí, de hecho lo hacen. Cualquier persona que manifieste una identidad que no es acorde con su sexo biológico de nacimiento, tiene derecho a iniciar un tratamiento que le ayude a ajustar su aspecto físico a su sentir psicológico. Para ello deberá dirigirse a su centro de salud y pedir ser derivado-a a la Unidad de Atención a la Transexualidad (o Unidad de Identidad de Género) que le corresponda por su provincia de residencia.

La edad de inicio del tratamiento hormonal es variable, dependiendo de múltiples factores (médicos, psicológicos, etc.), pudiendo comenzarla antes de los 16 años.

 

¿Eliminará esta ley el que la transexualidad siga siendo considerada una enfermedad mental?

La ley pretende dignificar los derechos de las personas transexuales y por supuesto que no las considera en su trato como enfermas mentales. Lo que ocurre es que los sistemas clasificatorios de las enfermedades mentales por los que se rigen los y las profesionales de la salud mental sí que siguen incluyendo la transexualidad dentro de sus listados. Esta aboga por la sensibilización y el reconocimiento del derecho a la identidad (transexual, transgénero) equiparándola al resto de identidades (como la cisexual) por lo que sí va en la línea de esa despatologización y de la dignificación de las personas transexuales. Este es el motivo por el que no habla en términos de disforia de género, sino de identidad de género.

El Parlamento Europeo aprobó una Declaración en septiembre del año 2011 instando a la OMS (Organización Mundial de la Salud) a la eliminación de la transexualidad como patología mental, y esta ley apoya esta iniciativa.